Follow us on Instagram...

3 simples reglas

12 de Diciembre, 2019
¡Me alegra que estés leyendo este blog ahora mismo! Aunque no puedas verme, te extiendo un fuerte abrazo y te pido que justo ahora:  
  • Relajes sus hombros 
  • Respires profundamente por la nariz y te detengas así durante varios segundos. 
  • Libera lentamente el aire en los pulmones a través de la boca. 
  • ​Repite los pasos del 1-3 al menos dos o tres veces más. 
Ahora que estás más relajada, durante los próximos minutos te invito a bloquear cualquier sentimiento de ansiedad o estrés que pueda estar girando a tu alrededor. Además de tu trabajo de rutina habitual y tus tareas y responsabilidades, puedes enfrentarte a las agitadas demandas de la temporada navideña: regalos para comprar, fiestas para planificar y asistir, multitudes, tráfico, preocupaciones financieras, todo esto es demasiado para tus glándulas suprarrenales que están a toda marcha. Esto puede llevar a tener incluso momentos donde sienten que se “apagan”. 

Pero PUEDEN manejarlo todo. He descubierto que casi puedo sobrellevar las vacaciones y sus demandas poco realistas si sigo tres reglas simples. Estas reglas son tan buenas para ti que puedes seguirlas como una práctica durante todo el año. 
  • Autocuidado
  • Autocuidado 
  • Gratitud 
No, repetir “autocuidado” no es un error tipográfico, deliberadamente pongo el cuidado personal dos veces porque es SUMAMENTE importante. En realidad, en mi opinión, es lo que puede salvarte durante la temporada de vacaciones. Una vez que adoptes el cuidado personal o autocuidado en tu rutina diaria, la gratitud será mucho más fácil y las vacaciones también. ¡Ya lo verás! 
¿Qué quiero decir con autocuidado? Significa hacer cosas que te ayuden a mantenerte centrada en todos los niveles: físico, emocional, mental y espiritual. 

Son acciones o pensamientos pequeños pero poderosos que te ayudarán a reafirmar tu fuerza personal, propósito y divinidad. Individualmente son efectivos, pero colectivamente son realmente poderosos. 

Estas son algunas de las cosas que me gusta hacer para ayudarme a desestresarme, especialmente durante las exigentes vacaciones. Sin embargo, estos consejos son buenos para cualquier día del año. 

Bebe un batido de desintoxicación. Comenzar el día con un delicioso batido de desintoxicación puede ayudar a eliminar algunas de las sustancias nocivas de tu cuerpo y los efectos nocivos del estrés. Aquí hay una receta fácil de probar. 

     1 plátano congelado 

     1/4 taza de arándanos 

     Un puñado de semillas de calabaza sin cáscara o nueces de cáñamo  

     1/2 taza de leche de coco o almendra  

     1 cucharadita de polvo de té verde matcha 

Combina todos los ingredientes en una licuadora, pulsa hasta que esté suave y disfrútalo. Agrega más leche de coco o de almendra si es necesario para obtener la consistencia deseada. 

Si deseas más recetas de batidos, consulta nuestro nuevo libro, El libro completo de batidos para mujeres, que ya está disponible. Prueba docenas de batidos que tienen un excelente sabor y al mismo tiempo proporcionan los nutrientes esenciales que abordan los problemas de salud que afectan a todas las mujeres. ¡Obtén su copia hoy! 

Elige alimentos relajantes. Es fácil quedar atrapada en la temporada navideña y comer alimentos que normalmente no elegirías, como pasteles, galletas, dulces y alimentos altamente procesados. Es por eso que recomiendo seleccionar alimentos calmantes, como ensaladas hechas con espinacas frescas, lechuga de hoja roja, espárragos y espolvoreálos con nueces o almendras. Los arándanos y otras bayas también son relajantes y se pueden disfrutar solos, en batidos y con otras frutas. Haz de una ensalada una parte de tu dieta diaria. Las sardinas y el salmón son excelentes fuentes de proteínas y grasas omega-3, que son maravollosas para mejorar tu estado de ánimo. 

Ejercicio. El secreto para hacer ejercicio es verlo como un regalo, no como una tarea. El ejercicio regular, especialmente cuando estás estresada, es como unas mini vacaciones para tu cuerpo, mente y espíritu. La actividad física placentera como el yoga, trotar, nadar, caminar o tai chi puede mejorar la digestión, estimular el sistema inmunológico, ayudarte a mantenerte flexible, evitar el aumento de peso y mejorar tu estado de ánimo. 

Bebe té. ¡Hay innumerables tés deliciosos y curativos para elegir! Para un efecto calmante, la manzanilla es uno de mis favoritos, mientras que los tés verdes y de hibisco también son excelentes opciones. Te recomiendo encarecidamente la manzanilla antes de acostarte, pero también te recomiendo que tomes entre 10 y 15 minutos durante el día para detenerte, saborear una taza de té caliente y revisar con calma cómo va tu día. 

Meditar. Me he dado cuenta de que la meditación no es algo que aprendes de la noche a la mañana; se necesita práctica. Personalmente lo hago regularmente y encuentro que mejora enormemente mi perspectiva del día. 

Pero la temporada de vacaciones es ciertamente un momento en que la meditación puede ser especialmente útil. Si has meditado antes, tómate de 10 a 20 minutos al día para conectarte con tu divinidad. Si esto es algo nuevo para usted, hay muchas meditaciones excelentes que puedes elegir en línea y que pueden ayudarte a comenzar.   

Si no sientes que tienes tiempo para meditar todos los días, te sugiero que medites y enfoques tu atención en el corazón y tu útero. Esta es una experiencia muy personal que puede regenerar tu conexión con tu esencia interior. 

Para hacer esta meditación, siéntate en silencio con los ojos cerrados e imagina una conexión física entre tu matriz y tu corazón. Puede ser un camino, un camino, un rayo de luz brillante, lo que sea que funcione para ti. Imagina un camino que da vueltas sobre sí mismo para formar un círculo completo de vida, amor y energía. Concéntrate en esa imagen durante varios momentos y repite esta meditación al menos dos veces al día si es posible. 

Prepárate para dormir. El sueño adecuado es fundamental para que tu cuerpo repare y reponga sus células, ayuda con el almacenamiento de la memoria, reduce la presión arterial, controla mejor el estrés y apoya tu sistema inmunológico. ¿Tienes problemas para conciliar el sueño incluso cuando estás agotada? ¿Te despiertas durante la noche y no puedes volver a dormir? 

Tómate el tiempo para tomar una taza de té de manzanilla, oscurece tu habitación, retira todos los dispositivos electrónicos (teléfono celular, TV, computadora portátil, tableta) y toma un suplemento de melatonina. Yo siempre intento retirarme a la misma hora todas las noches para obtener las 8 horas que mi cuerpo y mi mente necesitan para funcionar de manera óptima al día siguiente. 

El aceite esencial de lavanda tiene el poder de relajar el sistema nervioso y restablecer el equilibrio del cuerpo, la mente y el espíritu. Antes de retirarte, aplica unas gotas de aceite en tu muñeca o en una bola de algodón e inhala lentamente. También puedes agregar unas gotas a un difusor y permitir que el aroma te rodee en tu habitación. 

Como alternativa, puedes sumergirte en un baño tibio y agregar ½ taza de sal de Epsom, ½ taza de bicarbonato de sodio y de 5 a 10 gotas de aceite esencial de lavanda. 

Expresar gratitud 

Sí, es el final de otro año, pero en lugar de detenerte en las resoluciones para el nuevo año, agradece todo lo que lograste durante los últimos 12 meses. Además, tómate unos momentos antes de dormirte por la noche para contar todo de lo que estás agradecido por ese día. Puede ser tan simple como tu interacción con un empleado agradable en una tienda, ver a un viejo amigo inesperadamente, recibir un cumplido de alguien o ver a los niños jugando en el parque. 

Centrarte en las cosas buenas de la vida, pueden ayudarnos a sentirnos verdaderamente agradecidas por nuestras vidas. 

Con demasiada frecuencia nos enfocamos en cosas o personas negativas, que tienden a menospreciar todas las bondades y cosas buenas que ocurren. Sal de esa sombra y expresa gratitud todos los días. 

Ese es mi regalo para ti: practica el autocuidado y la gratitud en estas fiestas. Casi puedo garantizarte que sentirás menos tensión y estrés y obtendrás más valor de tus experiencias. ¡Bendiciones para todas ustedes, mis queridas hermanas! 

¡Aquí hay 13 afirmaciones para ensayar a medida que finaliza este año y comienza otro para que puedas recordar lo grandiosa que eres! 

Estoy agradecida por cada persona que toca mi vida, porque la experiencia me enriquece. 

Mi cuerpo es un instrumento de amor, respeto y paz y merece ser alimentado como tal. 

Todos los días cuando me despierto, soy bendecida con la vida, y agradezco a mi cuerpo por permitirme experimentarla. 

Sé que soy divina porque la naturaleza no comete errores. 

Cuando soy amable con mi cuerpo, tengo el poder de cambiar el mundo. 

Elijo la felicidad de este momento en lugar del dolor del pasado. 

Dejo de lado mis viejos hábitos y adopto voluntaria y amorosamente otros nuevos. 

Soy digna de ser amada y hacer cosas que me traen alegría. 

Me estoy permitiendo ser feliz, amada y respetada. 

La belleza viene en muchas formas y tamaños y es obra de la naturaleza. Soy un trabajo de la naturaleza y soy hermosa. 

Existen oportunidades increíbles para mí en cada área de mi vida. 

Elijo sentirme bien y agradecida por mi vida. 

La felicidad y el amor fluyen a través de mí y a mí alrededor. 

Desde el fondo de mi corazon te deseo lo mejor para este año que viene. 

 

Salud y amor, 

DESCARGA GRATIS TU E-BOOK

EL secreto para superar el comer para controlar nuestras emociones, consiste en aprender a sentir todos tus sentimientos… incluso los que te causan dolor. Porque dentro de tu dolor se encuentra tu más profunda sabiduría y belleza. Las calorías no son tu enemigo. Tu apetito no es nada de lo que tengas que avergonzarte.

Lo que realmente te apetece es una reunión divina, femenina con tu yo sagrado.

Mi guía te ayudará a comenzar este proceso…

Copyright 2019 Myriam Llano. Todos Los Derechos Reservados.